viernes, 6 de junio de 2008

Experimentando...




Para ir evaluando las dificultades prácticas que nos vamos a ir encontrando, he realizado este sencillo experimento.


He mezclado 1 kg de residuos orgánicos vegetales con 3 ml de una preparación de Saccharomyces Cerevisiae (levadura del pan) al 0.1%. La mezcla de residuos orgánicos estaba formada por cáscaras de sandía, pieles de patata y otros vegetales (no carne). Todo esto introducido en un depósito de vidrio a una temperatura de 20ºC.


Al cabo de 12h la concentración de etanol era del 0.3 % y al cabo de 36 horas del 1% aproximadamente. Puede que la concentración aumente con el tiempo, ya que por ejemplo la fermentación del vino puede tardar varias semanas. Pero este no es el propósito del experimento, sino visualizar las complicaciones prácticas que surgen:
  • Si el residuo orgánico no genera un porcentaje bastante alto de etanol, la destilación directa no sería rentable ya que se necesitaría mucha energía para destilar la mezcla. Una posible mejora sería separar el líquido fermentado y realizar destilación solar.
  • ¿Qué hacer con la parte sólida no fermentada? ¿Serviría como compost?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

la parte solida seguro sirve como abono organico para las plantas, procurando no abusar de su uso y previo analisis, se podria utilizar.

amanita citrina dijo...

Los residuos de las bodegas que producen vino pueden ser tóxicos. ¿Alguien sabe cuáles son los componentes tóxicos?